Basílica Menor Señor de los Milagros

Basílica Menor Señor de los Milagros

Un lugar para la meditación te espera

Basílica Menor Señor de Los Milagros - San Pedro de los Milagros, Antioquia, Colombia

¿Estás preparado para vivir el tiempo sagrado de la Cuaresma? (5 de marzo al 17 de abril)

profeta elias

“Queridos hermanos y hermanas, que este tiempo de Cuaresma encuentre a toda la Iglesia dispuesta y solícita a la hora de testimoniar a cuantos viven en la miseria material, moral y espiritual el mensaje evangélico, que se resume en el anuncio del amor del Padre misericordioso, listo para abrazar en Cristo a cada persona.

Leer más...

El reino del Norte (Israel)

profeta elias

Su duración es más limitada, desde el 932 al 721, en que cae en poder de los asirios. Caracteriza a este reino una mayor turbulencia, con frecuentes cambios de dinastías y una mayor infidelidad religiosa.

Leer más...

CURSO BÍBLICO DESDE LA MONARQUIA HASTA EL NUEVO TESTAMENTO

Saúl, David y Salomón

Saúl, David y Salomón

Suele decirse que antes de la monarquía el régimen israelita era un régimen teocrático: Dios era el que dirigía a su pueblo a través de los jueces, suscitados directamente por Él. Este paso a la monarquía algunos lo veían como un rechazo de la intervención directa de Dios (1 S 8, 7-8); sin embargo, el rey va a ser considerado también como un representante de Dios, por eso es ungido por el profeta o por el sacerdote.

Este período abarca los 100 años, poco más o menos, que van desde la elección de Saúl (1030 a. C.) hasta la muerte de Salomón (932 a. C.).

David es la figura central; consigue la unión de todas las tribus, llegando a establecer un reino sólido después de someter a todos los pueblos circunvecinos. Primero fue ungido rey de la tribu de Judá en Hebrón (a. 1012-1005) (2 S 2, 1-4) y posteriormente de todas las tribus (1005- 972). Conquista a Jerusalén y hace de ella el centro político y religioso, trasladando allí el arca de la alianza desde Quiryat-Yearim. Es importante el mensaje que le transmite el profeta Natán: no será él quien construya el templo de Jerusalén, pero Dios le constituirá a él como cabeza de una dinastía que no tendrá fin: "tu casa y tu reino permanecerán para siempre" (2 S 7, 12-16). La dinastía, linaje davídico, si aparentemente pareció truncarse con el exilio babilónico- y con ello fracasar la promesa, sin embargo, se perpetuará en un descendiente privilegiado, que realizará más tarde plenamente lo anunciado por Natán.

Salomón, hijo de David (972-932), recibe de su padre un reino fuerte, que él perfecciona en algunos aspectos materiales y administrativos. Entre sus construcciones destaca el templo de Jerusalén. Para la posteridad ha quedado como prototipo del rey sabio, dando lugar al nacimiento de una literatura hebrea: si a David se le atribuye la iniciativa de los salmos, a Salomón se le atribuirá la autoría de numerosos libros sapienciales. Durante este tiempo se inicia, pues, una literatura lírica (Salmos), y sapiencial (Proverbios); en el terreno legislativo se actualiza el Decálogo acomodándolo a la nueva situación (Ex 20-23), y comienza a ponerse por escrito la designada tradición `Yavista', la más antigua de cuantas aparecen en el Pentateuco.

El reino del Sur (Judá)

templo de jerusalem

Se extiende cronológicamente desde la muerte de Salomón (932) hasta la destrucción de Jerusalén por Nabucodonosor en el 587. Sus reyes pertenecen todos a la dinastía de David; esto, junto con el templo de Jerusalén, da una cierta consistencia a este reino del Sur, tanto en su aspecto político como religioso.

Entre sus reyes podemos destacar a Asá (911-870) y a su hijo Josafat (870-848), ambos reyes piadosos, que promueven la renovación religiosa y "hacen lo recto a los ojos de Yahvé, como David su padre" (1 R 15, 11); Ozías (781-740), reinó rectamente y tuvo una política acertada de expansión y prosperidad; Ezequías.(716-687), rey piadoso, promueve la renovación religiosa y se ve libre milagrosamente del asedio de Senaquerib; Josías (640 609): con ocasión de unas obras en el templo se encuentra, en el 621, el "libro de la Ley", probablemente el Deuteronomio, al menos en su parte legislativa; esto da lugar a una profunda renovación religiosa promovida por el rey, haciendo del templo de Jerusalén el único lugar de culto. El resto de la historia del reino de Judá fue ya de decadencia hasta hundirse bajo las dos invasiones de Nabucodonosor, rey de Babilonia (597 y 587), quedando Jerusalén destruida, y deportada gran parte de la población. Durante este tiempo actúan en Judá los profetas Isaías (740-700) y Miqueas (el mismo tiempo); posteriormente lo harán Jeremías (626587), Nahum, Habacuc y Sofonías (poco más o menos en el mismo tiempo).

Curso bíblico: Desde la monarquía hasta el Nuevo Testamento

Curso bíblico: Desde la monarquía hasta el Nuevo Testamento Hemos visto con anterioridad que los israelitas, acosados por los pueblos circunvecinos, se ven en constante necesidad de defensa, para lo que convocan a los diversos grupos, recriminando a aquellas tribus que se muestran remisas, como lo hemos visto en el caso de Débora. Esto está apuntando hacia la unificación de las tribus en una monarquía. Se dieron algunos intentos fallidos, 40 hasta que en tiempos de Samuel, el último de los jueces (1040-1030), y aunque él no era partidario del sistema monárquico, se da paso a una monarquía con Saúl, que reúne particularmente a las tribus del sur. Este ensayo de monarquía en la persona de Saúl, desembocará a continuación en el reinado de David, quien da unidad a todas las tribus y llega a dominar sobre toda Palestina.

A partir de este momento vamos a intentar ofrecer, a grandes rasgos, lo que fue la historia de Israel y en qué libros de la Biblia se nos cuenta:

  1. Saúl, David y Salomón
  2. Los dos reinos:
    1. El reino del Sur (Judá)
    2. El reino del Norte (Israel)
  3. El destierro en Babilonia
  4. Después del destierro.

Página 2 de 29

Contacto

Basílica Menor Señor de los Milagros

  • Dirección: Parque Principal
  • Tel: (+574) 868 70 59
  • Fax: (+574) 868 70 59
  • Municipio: San Pedro de los Milagros
  • Departamento: Antioquia - Colombia

Donaciones al Santuario

Haga sus donaciones aquí:

Cuenta corriente Bancolombia
Nro. 16 21 21 20 961
Parroquia de San Pedro de los Milagros
Dios bendice al que da con alegría!



Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Cómo llegar